Afrodita

Estaba, me parece que, en Grecia, las casas eran blancas y cuadradas y el pueblo estaba lleno de escalones. Yo estaba morrita, habré tenido como catorce años.

Entraba en una de estas casas blancas y cuadradas y dentro había dos niños chiquitos con los que me ponía a jugar a la pelota, hasta que aparecía la mamá de los niños; una señora súper guapa que me tiraba el pedo. A mí me gustaba.

Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s