Soñé que una noche tu hermano y yo nos bajábamos de un autobús en una ciudad que daba al mar. Él tenía mucha prisa por llegar, yo no sabía a dónde. En el camino nos encontrábamos contigo. Caminábamos juntos hasta llegar a una alberca donde tus papás los esperaban. Habían muchas muchas ranas; creo que por eso se me quedó grabado. Estaban ahí los cuatro sentados con los pies metidos en el agua, entre ranas y renacuajos, platicando y viendo la luna.

L.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s